17 febrero, 2014

Vuelos comerciales "Jordan"

 
Vaya muelles se gastaba Jordan en sus zapatillas.
  Un lunes como hoy (17 de febrero), aunque no fue lunes, nació Michael Jordan.
Fue un domingo de 1963 cuando James y Deloris Jordan fueron papás, y como en todos estos casos, no sabían lo que se les venía encima. Michael Jeffrey Jordan nació en Brooklyn, Nueva York y tuvo cuatro hermanos. Siendo joven su familia emigró a Carolina del Norte y allí mismo fue becado para jugar al baloncesto en la universidad (ya sabéis como funcionan los yanquis en estas cosas, dónde huelen dinero invierten dinero).

    El baloncesto, ese deporte de raíces norteamericanas inventado en 1891 por un profesor de educación física. En España siempre a la sombra del fútbol. Para verlo, y más en directo, desde luego para mí es mucho más emocionante que un partido de fútbol. Y con menos griterío e histeria sinsentido contra los pobres árbitros. Pero bueno, ¿para qué comparar?

    “Air” Jordan, porque literalmente volaba, era su principal apodo. Ganó seis anillos en Chicago y aún conserva el máximo promedio anotador de la liga. Es considero por muchos, el mejor jugador de baloncesto de la historia. Le cogió el gustillo a retirarse. Lo hizo hasta en tres ocasiones, la definitiva en 2003 (con 40 años).

    La marca Jordan o Air ha sido (y es) un diamante explotado hasta la saciedad. Ligado a grandes multinacionales como Nike o McDonald's todavía se venden multitud de camisetas con su número 23 o con su imagen “volando”. Porque Michael Jordan, como el Barón rojo, volaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario